martes, 15 de septiembre de 2009

Los Capone en línea expanden horizontes.

Las grandes empresas en EUA están impulsando mayores protecciones perimetrales e internas (http://tinyurl.com/otroshoriz) por lo que es más difícil atacarlas; de ahí que los nuevos objetivos sean empresas medianas y pequeñas mucho más fáciles de atacar en ese país.

No es tan fácil como seguir "varios pasos fáciles" y estar protegidos de pronto. El problema es que no hay sensibilidad por proteger la información (es un problema en organizaciones grandes y pequeñas) y en segundo lugar no abundan las personas que entienden el problema y que cobren baratos sus servicios.

¿En qué va a acabar todo eso? No va a mejorar, sino que va a empeorar; es un nicho basto donde si las grandes empresas en EUA se protegen, vamos con las pequeñas y si se protegen, vamos a otro país y se encuentra otro nicho, y así sucesivamente.

Metamos a la licuadora el hecho de que no hay fronteras digitales, agreguemos una falta de sensibilidad para proteger la información, escasez de personal capacitado para proteger los datos de una organización y una infraestructura llena de hoyos…todo da como resultado que el crimen en línea sea un negocio lucrativo y que cada vez lo sea más.

Me pregunto en qué momento los Capone profesionales voltearán "en serio" a ver a México y a Latinoamérica…me supongo que es todo un nuevo mundo por conquistar.