sábado, 26 de enero de 2008

¡No me corras! O borro tus datos.

Para algunos empleados, una pesadilla recurrente es ser despedidos. Y tan grave llega a ser el hecho de ser despedido de
la compañía que en lo único que se puede pensar es en venganza. ¿Y qué mejor que borrar datos para hacerle la vida
pesada el jefe o dueño de la empresa?

Para una empleada de EUA, se le hizo fácil borrar información con un valor de 2.5 millones de dólares como venganza
porque creyó que iba a ser despedida. Resulta que navegando por Internet, esta señora encontró que su empresa ofrecía
un empleo con la descripción casi exacta de su puesto, por lo cual de inmediato pensó lo peor: que estaban buscando su
reemplazo y que definitivamente iba a ser despedida. Por eso se dio a la tarea de borrar la mayor cantidad de datos y de
paso jalar dos que tres cables para causar un poco más de daño. Ahora enfrenta un proceso penal.

Sí, los empleados internos también pueden causar mucho daño y según estadísticas, son los que más daño llegan a hacer,
precisamente porque tienen acceso a los sistemas e infraestructura de la corporación. Muchos empleados actúan como
dueños de la información de la empresa, porque como ellos la crean/generan, es obvio que es de ellos y no de la empresa.
Lo cierto es que en las computadoras de los empleados hay mucha información de la cual no se tiene control.
Dependemos de que los empleados de alguna manera sean buenos y den también el control de sus datos a la organización.

Es un problema real ya que las computadoras personales han permitido en muchos casos que cada equipo sea una isla de
datos y que sea voluntad del empleado dar/compartir esos archivos a la corporación. ¿Cuántos de nosotros tenemos
archivos en los equipos de nuestra empresa que sabemos que podemos borrar y que no existe respaldo? Inclusive aunque
no sea intencional el borrado, qué tal que se atrofiara el disco duro? ¿Qué pasaría con esa información? Me enteré de una
empresa mexicana ubicada en la Colonia Roma que sufrió un robo y se llevaron equipos, televisiones y servidores; sucedió
en la noche y tardaron varios meses revisando las laptops de cada empleado para tratar de reconstruir su información; no toda fue recuperada.

Es algo en lo que tenemos que trabajar para evitar que la información sea borrada por empleados descontentos o por
fallas en hardware/software que llegan a dañar la información. Algunas empresas tienen servidores institucionales y
asignan a cada empleado un espacio; otras obligan a respaldar la información cada cierto tiempo. Hay varias soluciones
tecnológicas, pero el principal problema es cambiar la cultura de la gente y de algún modo evitar que sus equipos de
escritorio/laptops sean islas de datos donde el dueño absoluto de la información es el empleado y no la empresa para
quien trabaja.

La información en: http://www.scmagazineus.com/Florida-woman-accused-of-deleting-25-million-in-data-from-employer/article/104575/