domingo, 14 de junio de 2009

Blog Corporativo Interno Exitoso.

Me han preguntado qué elementos pueden hacer exitoso a un blog corporativo interno, es decir, aquél que es privado para los empleados y que se abre dentro de la empresa en el web de la organización.  A continuación algunas ideas.

Blog es blog.- necesitamos entender lo que es un blog y para eso hay varias definiciones en la red y millones de ejemplos. Ahora vamos a decir lo que no es un blog: un blog no es un foro de anuncios o un foro de discusión con un solo tema. En efecto, un blog está "vivo", tiene entradas frecuentes, se puede comentar en él, hay opiniones y diversos temas que dan pie a la discusión y opiniones; eso es lo que debe de ser un blog corporativo interno ya que de otra manera, como dijimos, se puede convertir en un tipo de foro, no en un blog.

Propósito.- debemos tener claro cuál es el propósito del blog corporativo interno. ¿Es tener ideas para un nuevo producto? ¿Recibir inquietudes sobre un tema en particular? ¿Recopilar temas para pláticas que deseen recibir los empleados? Inclusive, tal vez valga la pena escribir el propósito en la descripción del blog.

Utilidad.- además de cumplir con el propósito corporativo previamente establecido, se debe de dar a los empleados de vez en cuando algún tip útil para su trabajo dentro de la organización o por qué no, para su tiempo fuera de la empresa. Por ejemplo, se les pueden hacer recomendaciones a los empleados de algunos antivirus gratuitos a instalar en sus computadoras personales, exponer sugerencias de cómo hacer presentaciones efectivas, recomendaciones de seguridad para los pequeños en casa mientras navegan Internet o anunciar que habrá un curso de motivación interno en los próximos días. Si además del propósito originalmente planteado, ofrecemos al empleado contenido que considere de utilidad (consejos, etc.), aseguraremos su interés por el blog corporativo de manera permanente.

Comentarios anónimos.- un blog es interactivo y parte fundamental es contar con comentarios de los empleados sin lugar a duda. Sin embargo, debemos de permitir que opcionalmente se dejen comentarios anónimos; los empleados se pueden sentir señalados e intimidados de dejar su comentario con nombre y clave de empleado, será mejor dejarlos libres de opinar lo que deseen pensando en que un moderador podrá eliminar opiniones ofensivas; otra técnica que puede usarse es advertir cuando se deja un comentario que a pesar de que las opiniones serán anónimas, ante el abuso se podrá rastrear al que se esté pasando de listo. Hablando de comentarios, sobra decir que las opiniones de los empleados son importantísimas, por lo cual deberemos de cuidar que las entradas inviten a dejar comentarios, a crear discusión; tal vez por ejemplo dejando una pregunta al final de la entrada se dé pie a la participación.

Automatizar respuestas a comentarios/preguntas.- un empleado que haga un comentario en una entrada del blog corporativo debe de poder tener la opción de recibir en su correo (por ejemplo) automáticamente las respuestas a su comentario. Resultará frustrante tener que visitar la página constantemente para saber si existen respuestas a un comentario o pregunta.

Respuestas .- a) Si un empleado hace una pregunta o comentario a los creadores/responsables del blog, siempre se debe de responder, de lo contrario parecerá que se ignoran las opiniones; b) No responder con agresividad es otra sugerencia para mantener un nivel de respeto dentro del blog.

Frecuencia de entradas.- no hay una ley sobre la frecuencia de las entradas en el blog corporativo interno; una vez al mes puede ser mucho muy poco y seis veces al día exagerado; hay que encontrar un punto medio (¿tal vez dos a la semana?).

Longitud de entradas.- claridad y simplicidad son la regla; por otro lado, lecturas que duren más de cinco minutos están prohibidas; las entradas en el blog se deben de leer en aproximadamente 3 minutos.

Suscripción al blog.- se debe de tener un mecanismo para estar recibiendo las entradas del blog (como lo es el RSS); tener que visitar la página web constantemente y cada vez que deseemos leer lo más nuevo derivará en que se visitará la página web un par de veces (si bien nos va) y los empleados ya no irán más al sitio. Sin un mecanismo como RSS para que los empleados puedan suscribirse a las actualizaciones del blog, tengamos por seguro que el blog morirá o no tendrá la fuerza y resultados que habíamos esperado.

Aprendizaje.- la participación de los empleados en el blog se da a través de comentarios, preguntas o sugerencias; dichas sugerencias y opiniones se deben de analizar para ver qué ideas o recomendaciones son adecuadas para poderlas llevar a cabo. Si se ignora la participación de los empleados en el blog, tal vez deberíamos preguntarnos para qué publicamos un blog en un principio (en este caso tal vez lo que debimos haber publicado es una simple página de noticias o de anuncios).

Ortografía.- sobra decir que la ortografía de las entradas del blog es crucial.

Imágenes.- en Internet, los blogs se complementan con imágenes ya que visualmente resultan atractivas (por ejemplo, el blog Alt1040 casi no publica entradas sin su respectiva imagen). Por lo tanto, debemos de hacer atractivo el blog corporativo y darle ese toque visual con alguna imagen relacionada a la entrada del blog.

Buscador Interno.- si el blog se vuelve considerablemente grande, se agradecerá un buscador interno para que el empleado pueda buscar algún tema o entrada en particular.

Apoyo de web 2.0.- ¿Vale la pena complementar el blog con páginas de Internet del llamado web 2.0? Tal vez desarrollamos el blog en la página web interna, pero es posible complementar dicho blog con sitios externos como Twitter, FaceBook, LinkedIn o Hi5? Podríamos evaluar la posibilidad de crear una página privada en Hi5 donde sólo los empleados puedan tener acceso, o un grupo privado en LinkedIn, así como una cuenta de Twitter para ser seguida por los empleados. Sobre todo los empleados de recién ingreso y corta edad apreciarán participar en páginas del web 2.0.

Estilo.- aunque el contenido es rey, tal vez deberemos evaluar proyectar un blog con una interfaz fresca y atractiva, tal vez lejos del aburrido diseño "corporativo".

Títulos atractivos.- al menos en Internet, el título del blog y tal vez las siguientes dos o tres líneas definirán si el lector se queda o se va. Probablemente suceda lo mismo en el blog corporativo interno, por lo que deberemos de cuidar el "atractivo" del título para atraer a los visitantes a leer la entrada completa. Un título se puede leer en 3 ó 4 segundos, es lo que tenemos para atraer o ahuyentar al lector.

De tú.- no es regla, pero tal vez si nos dirigimos al lector en segunda persona resulte atractivo para el lector; "Tú eres quien nos puede ayudar para …", "¿Tú qué harías?", "Cuando tú participas haces que…", "La clave eres tú…".


3 comentarios:

Marcelo dijo...

Muy buena la entrada. Coincido en varios puntos y hay otros que los considero como información muy útil para tener en cuenta...

No estoy completamente de acuerdo con las entradas anónimas. Creo que es peligroso dejar abierto el espacio para mensajes anónimos ya que pueden desembocar en cualquier tipo de comentario. Por otro lado, creo aún mas peligroso estar constantemente filtrando mensajes.

MC Fausto Cepeda, CISSP, CISA. dijo...

Lo del anonimato puede servir a que la gente se anime a opinar, tal como sucede en varios blogs (como este) en Internet. Ahora bien, para que nadie se pase de listo con insultos y similares, al inicio del blog pondrías que aunque no se publicará la identidad, sí quedará registrado en una bitácora del sistema quién hizo qué comentarios en caso de que sea necesario por algún comentario "fuera de lugar". En fin, es un punto de vista, no hay regla alguna claro está y se debe de hacer lo que mejor sea para el blog interno de cada empresa. Gracias por tu comentario!

Rogger Erick dijo...

Es buen artículo. Estoy buscando información para implementar un blog para mejorar la comunicación interna en una institución pública del Perú..

Si tuvieras bibliografía me la envias a roggererick@hotmail.com