jueves, 26 de marzo de 2009

Otra más de un código secuestrador.

Primero te engaña y bajas un programa que aparenta ser una actualización de software. Luego cifra tus datos (DOC, PDF, etc.) sin que te des cuenta. Posteriormente cuando intentas abrirlos te sale un mensaje que están corruptos y que debes bajar una herramienta para recuperarlos. Lo bajas. Recupera uno de los archivos para que veas que es “derecho” y luego te dice que para el resto necesitas pagar la “herramienta” que cuesta $50 USD. Jamás te percatas de que todo esto es obra de un código que secuestra tus datos y que realmente estás pagando un rescate por ellos…el usuario piensa que pagó por una herramienta legítima. Innovador.