martes, 24 de marzo de 2009

Sin trabajo. El culpable: Twitter.

Ok, el culpable no es Twitter sino el uso que se le dio. Al parecer un fulano estaba en el proceso de entrar a una plaza de un empleador y escribió en su Twitter:

 

"Cisco just offered me a job! Now I have to weigh the utility of a fatty paycheck against the daily commute to San Jose and hating the work."

 

No fue contratado. Mala jugada escribir que odiaba el trabajo…y para su mala suerte alguien que no debía leerlo lo leyó: http://www.msnbc.msn.com/id/29796962/