jueves, 1 de noviembre de 2007

¿Dream Team de Seguridad?

Es sabido que en Estados Unidos se preocupan bastante por la seguridad. Y no es para menos, dado que es uno de los países que más dependen de su infraestructura tecnológica en muchos sentidos. Hasta el momento, han sido pioneros en crear criterios de evaluación de seguridad (para "calificar" qué tan confiable es un software), en leyes para atacar el ciber-crimen y en otros campos de la seguridad, como el CERT (Computer Emergency Response Team).

Y esta vez tampoco se han quedado atrás al crear un "think tank" de seguridad, una especie de equipo de ensueño (dream team) para asesorar al siguiente presidente de los Estados Unidos. Este grupo de personas pretende estar formado por personajes de alto renombre en el ámbito de la seguridad, como el ex-director de la NSA Bobby Inman (National Security Agency), gente de Microsoft, de la Marina u Oracle, por citar sólo a unos. Su objetivo es hacer una lista de recomendaciones (las más urgentes) en materia de seguridad de la información. Por cierto, sería muy interesante saber esas recomendaciones cuando las hayan hecho.

En México, las escasas y no tan robustas leyes de seguridad no han cambiado mucho en varios años, y estamos lejos de tener una cultura de seguridad sobre todo a nivel empresarial. Aquí una noticia de la formación de un grupo de personas altamente calificadas en seguridad asesorando al Presidente, al Congreso o a otra entidad gubernamental sería algo que muchos recibiríamos con sumo agrado. Indudable es que Estados Unidos mantiene una importancia singular a nivel mundial, y muchos intentan vulnerar sus sistemas por diversas causas y motivos.

Tal vez México deba empezar a preocuparse y no padecer del "a mi no me pasa", ya que aunque en vías de desarrollo, los sistemas de cómputo ya tienen un papel importante en la vida nacional, y no es de sorprendernos que cada vez haya más gente aquí y afuera que se le haga atractivo una que otra violación computacional. Desgraciadamente, a veces se requieren grandes eventos desafortunados para reaccionar, tal cual lo fue el Blaster que en su momento  hizo reaccionar a varias organizaciones que se empezaron a preocupar por la seguridad u otras más que incrementaron su ya existente preocupación.
La noticia en: http://www.pcworld.com/article/id,139084-pg,1/article.html