miércoles, 19 de noviembre de 2008

El mensaje debe de llegar a ellos, no ellos llegar al mensaje

Seguro han escuchado de la estafa nigeriana (Nigerian Scam). Lo que no había escuchado es que alguien cayera presa de esta estafa en tiempos recientes (2007-2008). Janella Spears, ciudadana de EUA perdió $400,000 USD a manos de unos estafadores. ¿Hay culpables o sólo ella? Supongo que no le llegó el mensaje sobre cómo navegar protegida que muchos tratamos de transmitir.

Le prometieron cerca de 20 millones de dólares y obvio, no recibió nada. Ahora tiene que pagar las deudas contraídas a causa de los estafadores. En la noticia se menciona que sus familiares le insistieron en que no continuara dando dinero, pero lo hizo durante dos largos años.

Mi primer impulso fue culparla. ¿Cómo puede ser tan inocente? ¿Qué no sabe que estas estafas suceden ya desde hace varios años y TODO mundo está ya alerta? ¿No tiene criterio? Luego vi que había sacado dinero de la jubilación de su esposo…seguramente se trata de una señora con cierta edad, no muy hábil con la tecnología de Internet y con grandes ilusiones de ganar dinero fácil (¿quién no?).

A veces perdemos el rumbo y no nos detenemos a pensar que hay personas que usan lo básico de Internet (correo, tal vez chat) y que no están al tanto del último parche de seguridad, de la debilidad de día cero de “x” aplicación, de la estafa nigeriana que circula ya desde hace años en Internet o bien del último troyano bajado por medio de técnicas de phishing.

¿Cómo llegar a esta audiencia? ¿Cómo hacerles llegar el mensaje para mantenerse a salvo en este mundo complejo de Internet? Existen muy buenas iniciativas como la de Navega Protegido donde la idea (que me parece muy buena) es que en lugar de que la gente llegue a nosotros, nosotros nos debemos de acercar a las personas, a las escuelas y a otros foros para esparcir el mensaje (spread the word, diríamos en inglés).

Finalmente, creo que los que sabemos de tecnologías estamos esperando que la gente (aquí me refiero concretamente a niños y gente adulta) venga a nosotros (los que sabemos) para darles buenos consejos. Este modelo no sirve. No podemos culpar totalmente a las Janella Spears del mundo por no suscribirse a los RSS indicados y estar al pendiente de lo que dice el CERT y los diferentes blogs de tecnología y de seguridad. El mensaje debe de llegar a ellos, no ellos llegar al mensaje.